Home » Quiénes somos

Quiénes somos

DR MARTÍN REVUELTA CIRUJANO PLÁSTICO

DR MARTÍN REVUELTA CIRUJANO PLÁSTICO - DR MARTIN REVUELTA

En Clínica La Salud, el primer objetivo que nos marcamos es ofrecer al paciente y a sus familiares el mejor trato médico y humano posible. Nuestros profesionales dedican lo mejor de ellos para una asistencia exclusiva a nuestros pacientes.

TRATO EXPERTO Y PROFESIONAL

TRATO EXPERTO Y PROFESIONAL - DR MARTIN REVUELTA

 

 

TRATO PROFESIONAL

En Dermaláser Siglo XXI brindamos a nuestros pacientes toda una gama de tratamientos que vienen respaldados por las tecnologías más avanzadas y por el excelente trato humano de nuestros profesionales.
 
 

 

 

¿QUÉ PUEDE HACER MI CIRUJANO PLÁSTICO POR MÍ?

¿QUÉ PUEDE HACER MI CIRUJANO PLÁSTICO POR MÍ? - DR MARTIN REVUELTA

 

El Doctor Martín Revuelta especialista en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética,  se distingue por un trato humano y empático a sus pacientes. Cada tratamiento es individualizado, estudiado y perfeccionado acorde a las expectativas reales.

Ofrecemos desde cirugías más solicitadas destacamos el aumento mamario, reducción mamaria, abdominoplastia, liposucción, blefaroplastia (cirugía de los párpados), práctica adquirida a lo largo de una dilatada trayectoria profesional.

 

Cada tratamiento es adaptado al paciente acorde a sus necesidades, cualquier duda será resuelta con agrado. La mejor publicidad un paciente feliz con su cirugía!

CIRUGÍA MAMAS

CIRUGÍA MAMAS - DR MARTIN REVUELTA

Las causas para practicarse una mamoplastia de aumento pueden ser muchas, atrás quedaron las ideas de tener un busto grande y voluptuoso, los médicos afirman que este tipo de cirugías en su mayoría se hacen porque la mujer desea tener un busto más acorde a su cuerpo, también puede ser porque se ha sufrido alguna extirpación del seno, o porque algunas mujeres por pérdida de peso o la edad empiezan a perder la contextura de su busto.

Si tú estás pensando en practicarte esta cirugía a continuación te contamos aspectos esenciales que debes saber antes de operarte.

Este procedimiento quirúrgico tiene varias formas de realizarse, puede introducirse el implante por el borde inferior de la areola, a este procedimiento se le conoce como periareolar; axilar lo que quiere decir que la prótesis es ingresa por el pliegue de la axila y por incisión inframamaria que quiere decir que se hace por el pliegue inferior del seno; también puede realizarse a través de abordaje periumbilical, pero en este procedimiento no se usan las prótesis de silicona sino unas inflables de solución salina.

Es muy importante entender que esta cirugía es ambulatoria, no causa el aumento del torso, sólo de la copa del busto, y las prótesis usadas son bolsas de silicona o solución salina, pero las más comunes son las siliconadas totalmente, pues dan una textura y un aspecto más cercano al aspecto natural de los senos.

ANTES DE LA CIRUGÍA

Es bueno que antes de operarte sepas que clase de prótesis se va a usar, la manera de hacer el procedimiento y la talla; además de eso es importante que el cirujanoconozca tu historial médico en caso de alguna complicación y para tener en cuenta en el proceso de recuperación.

También debes dar a conocer al médico si eres alérgica a algún medicamento, si estás consumiendo alguno, y lo recomendable es no tomas aspirinas ni medicamentos anti-inflamatorios pues pueden aumentar el sangrado; también se debe suspender consumo de cigarrillo y llevar una dieta sana y si eres mayor de 35 años tendrás que hacerte una ecografía mamaria.

 

POST OPERATORIO

Esta cirugía dura cerca de dos horas, y es normal que luego sientas los senos inflamados, pero al tercer o cuarto día podrás retomar tus actividades cotidianas. Durante un mes deberás usar todos los días sujetadores específicos  durante las 24 horas del día, para que el busto tome la forma adecuada.

Lo ideal y de acuerdo a la cicatrización los puntos son retirados entre los 10 – 14 días posteriores a la intervención, la cicatriz será dura de tonalidad roja durante las primeras 6 semanas, esto debe cambiar cerca de la séptima y octava semana.

Debes olvidarte de la piscina al menos por las primeras dos semanas pues podrías ocasionar una infección, y lo más recomendable es hacer ejercicio físico moderadamente, esto te ayudará a que las mamas completen la cicatrización interna y las prótesis se acoplen a tu cuerpo.

CIRUGÍAS

CIRUGÍA OREJAS (OTOPLASTIA)

 


Otoplastia: aspecto después de la cirugía.

OTOPLASTIA: ASPECTO DESPUÉS DE LA CIRUGÍA.

Cirugía estética de las orejas: resumen 

La cirugía que se realiza con más frecuencia en las orejas es la que corrige las "orejas de soplillo". Es una intervención solicitada con frecuencia por adolescentes e incluso niños, por los problemas psicológicos y sociales que esta deformidad conlleva. 
Dependiendo de la edad del paciente a tratar, la intervención se puede realizar bajo anestesia general o local. La incisión se suele hacer por detrás de la oreja, dejando por tanto una cicatriz prácticamente invisible. A partir de esta incisión se remodela el cartílago de la oreja, haciendo que se pliegue en los sitios adecuados y extirpando una elipse de piel, que se sutura. 
Se coloca un vendaje que modele las orejas para que curen en posición correcta. Una vez retirado (a la semana) se quitan los puntos y se coloca una cinta elástica durante dos semanas para evitar que durante el sueño se plieguen las orejas hacia delante. 
El resultado de la operación es permanente. Rara vez es necesario un retoque y las complicaciones, ya sean cutáneas o del cartílago, son excepcionales. 

Otros problemas de las orejas

Además de las orejas prominentes u orejas "en soplillo", existen otros problemas que también pueden solucionarse con cirugía. Estos incluyen la oreja contraída y la oreja en copa. También pueden mejorarse quirúrgicamente los lóbulos alargados y los lóbulos rasgados. El cirujano plástico también es capaz de crear una nueva oreja cuando se nace sin ella (microtia) o cuando se pierde por un traumatismo.
 

 

ABDOMINOPLASTIA


¿Qué es la abdominoplastia?

La abdominoplastia es un procedimiento quirúrgico mayor cuya finalidad es extirpar el exceso de piel y grasa de la parte media y baja del abdomen y reforzar la musculatura de la pared abdominal. Este procedimiento puede reducir drásticamente el aspecto abombado del abdomen (coloquialmente conocido como "tripa"). A cambio, deja una cicatriz permanente que, dependiendo de la extensión del problema original y de la cirugía requerida para corregirlo, puede ser más o menos larga.
Si usted esta considerando la posibilidad de someterse a una abdominoplastia, obtendrá información básica acerca de la cirugía, cuándo está indicada, cómo se realiza y qué resultados se pueden esperar. Sin embargo, es imposible que todas sus preguntas queden contestadas, puesto que en gran parte dependen de factores personales y de las preferencias del cirujano plástico.

 

Antes de una abdominoplastia: la incisión se coloca sobre el área púbica para permitir extirpar el exceso de piel y grasa.

ANTES DE UNA ABDOMINOPLASTIA: LA INCISIÓN SE COLOCA SOBRE EL ÁREA PÚBICA PARA PERMITIR EXTIRPAR EL EXCESO DE PIEL Y GRASA.

 

 

Antes de una abdominoplastia.

ANTES DE UNA ABDOMINOPLASTIA.

 

  

¿Quién es el candidato ideal para someterse a una abdominoplastia?

Los candidatos ideales para someterse a una abdominoplastia son aquellas mujeres u hombres que tienen una silueta relativamente buena pero que están preocupados por la acumulación de grasa o por el exceso de piel en el abdomen y que no mejora a pesar de la dieta o el ejercicio físico. Esta cirugía es especialmente útil en mujeres que han tenido varios embarazos, tras los cuales la piel y músculos abdominales se han relajado y no han recuperado su tono inicial. También puede mejor la pérdida de elasticidad de la piel en gente mayor, situación frecuentemente asociada a una obesidad moderada. Aquellos pacientes que deban perder mucho peso deben posponer la cirugía, al igual que las pacientes que pretendan tener futuros embarazos, ya que durante la cirugía se tensan los músculos verticales del abdomen y pueden volver a relajarse en el transcurso de éste. Si existen cicatrices previas en el abdomen, esta cirugía puede estar contraindicada o las cicatrices pueden cambiar de posición. En otros casos, esta cirugía consigue eliminarlas.

Planificando la cirugía

En la consulta inicial, el cirujano plástico evaluará su estado de salud, determinará la extensión de la acumulación de grasa en la región del abdomen y el tono de la piel. No olvide mencionar si es fumador, está tomando alguna medicación o vitaminas. Debe exponer sus expectativas de manera sincera y franca, para que el cirujano plástico sea también franco y le muestre las alternativas disponibles para su problema, con los riesgos y limitaciones de cada una de ellas. Si por ejemplo usted sólo tiene acumulación de grasa en la zona debajo del ombligo, puede ser suficiente la realización de un procedimiento menos complejo denominado mini-abdominoplastia, que precisa una estancia menor en la clínica y se realiza en menos tiempo. En otros casos, ya se vaya a realizar una abdominoplastia completa o una mini-abdominoplastia, puede asociarse una liposucción de las caderas que mejore la silueta corporal de manera más armónica. Algunos casos, incluso, pueden resolverse únicamente realizando liposucción del abdomen. En cualquier caso el cirujano plástico junto a usted, determinará cuál es el procedimiento óptimo que le proporcione una silueta corporal más adecuada. Durante la consulta, el cirujano plástico también le explicará cuál es el tipo de anestesia que empleará, la necesidad o no de ingresar en la clínica donde se realice la cirugía y los costes de la intervención. La abdominoplastia, excepto en casos invalidantes, no esta incluido en las prestaciones de la Seguridad Social.

¿Dónde se realiza la cirugía?

La abdominoplastia y la mini-abdominoplastia se realiza siempre en quirófano, dentro de una clínica u hospital. Son procedimientos que no deben realizarse la consulta. La liposucción también debe realizarse en quirófano, bajo condiciones estrictas de asepsia.

Qué tipo de anestesia se emplea?

El tipo de anestesia más empleado para realizar una abdominoplastia es la anestesia general, durante la cual estará dormido hasta que finalice la cirugía. En algunos casos, sobre todo en la mini-abdominoplastia y en la liposucción abdominal se puede emplear anestesia local más sedación, de manera que durante la cirugía usted estará despierto pero relajado, y la región del abdomen queda insensible al dolor (en ocasiones puede sentirse alguna molestia).

Antes de una abdominoplastia: musculatura de la pared abdominal.

ANTES DE UNA ABDOMINOPLASTIA: MUSCULATURA DE LA PARED ABDOMINAL.

La musculatura y tejidos de la pared abdominal son aproximados para conseguir una cintura más estrecha y larga.

LA MUSCULATURA Y TEJIDOS DE LA PARED ABDOMINAL SON APROXIMADOS PARA CONSEGUIR UNA CINTURA MÁS ESTRECHA Y LARGA.

 

¿En qué consiste la cirugía?

Una abdominoplastia completa suele durar entre 2 y 4 horas, dependiendo de la cantidad de corrección necesaria. Una mini-abdominoplastia suele durar entre 1 y 2 horas. La abdominoplastia se realiza a través de una incisión larga de una cadera a la otra, justo encima del pubis. Se realiza una segunda incisión alrededor del ombligo, para poder separarlo de los tejidos de alrededor.

En la mini-abdominoplastia se emplea una incisión mucho más pequeña, también encima del pubis, no siendo necesaria la incisión alrededor del ombligo , que en algunos casos puede ser descendido al estirar la piel.

A continuación, se separa la piel de la pared abdominal hacia arriba hasta alcanzar las costillas, exponiendo los músculos abdominales. Estos músculos son tensados y unidos en la línea media, proporcionando así una pared abdominal firme y una cintura más estrecha. La piel separada es estirada en dirección al pubis y la piel sobrante extirpa da; el ombligo se coloca en su nueva posición. Finalmente se realizan las suturas y se coloca un vendaje y un tubo de drenaje temporal para eliminar el exceso de fluidos que pueda acumularse en la zona intervenida. En la mini-abdominoplastia, la piel se separa solo entre la incisión y el ombligo, se extirpa la piel sobrante y se realizan las suturas.

 

El exceso de piel es extirpado; en las abdominoplastias completas el ombligo es recolocado.

EL EXCESO DE PIEL ES EXTIRPADO; EN LAS ABDOMINOPLASTIAS COMPLETAS EL OMBLIGO ES RECOLOCADO.

Después de una abdominoplastia: el abdomen es más plano y estrecho. Las cicatrices, aunque definitivas, se hacen menos visibles con el tiempo.

DESPUÉS DE UNA ABDOMINOPLASTIA: EL ABDOMEN ES MÁS PLANO Y ESTRECHO. LAS CICATRICES, AUNQUE DEFINITIVAS, SE HACEN MENOS VISIBLES CON EL TIEMPO.

 

Después de la cirugía (post-operatorio)

Durante los primeros días el abdomen suele estar algo inflamado y pueden notarse algunas molestias o dolor que se controla con medicación. Dependiendo de la extensión de la cirugía, se podrá marchar a casa al cabo de unas horas o permanecerá 2 ó 3 días en la clínica. Su cirujano plástico le dará instrucciones para ducharse y cambiarse los vendajes. A pesar de que al principio no deba estirarse del todo, deberá comenzar a caminar tan pronto como sea posible. Los puntos de la piel externos serán retirados entre los 5 y 7 días; los puntos internos, cuyos extremos salen por los extremos de la incisión, en 2 ó 3 semanas. El vendaje se sustituirá por una faja abdominal.

La vuelta a la normalidad

Puede llevar de unas semanas a unos poco meses el volver a sentirse como antes. Si su estado físico previo a la cirugía es bueno, incluyendo una musculatura abdominal fuerte, la recuperación después de la abdominoplastia será más rápida. Algunas personas vuelven a su trabajo en unas 2 semanas, mientras que otras precisan 3 ó 4 semanas de reposo y recuperación. El ejercicio físico ayuda a recuperarse antes. Incluso la gente que no practica deporte antes de la cirugía debe realizar un programa de ejercicios para reducir la inflamación, disminuir la posibilidad de formación de trombos venosos y tonificar los músculos. No obstante, los ejercicios fuertes deben evitarse hasta que uno se sienta cómodo. Las cicatrices pueden den dar el aspecto de empeorar durante los primeros 3 a 6 meses mientras están en periodo de curación; esto es normal. Hay que esperar entre 9 meses y 1 año para que la cicatriz se aplane y aclare. A pesar de que las cicatrices no desaparecerán nunca, estas no serán visibles, incluso cuando se lleve bikini o bañador.

¿Existen riesgos? ¿Hay garantías?

Todos los años se realizan cientos de abdominoplastias con éxito. Cuando es realizada por un cirujano plástico cualificado los resultados suelen ser muy buenos. Sin embargo, siempre que se realiza una cirugía existen riegos, al igual que complicaciones relacionadas con este procedimiento en concreto. Las complicaciones tras la cirugía, como la infección o los trombos venosos pueden ocurrir, pero son raros. La infección se resuelve con antibióticos y drenaje, pero prolongará la estancia en la clínica. Los trombos venosos se previenen moviendo las piernas y levantándose tan pronto como lo permita la cirugía. Una mala cicatrización puede producir una cicatriz de mala calidad que, a veces, precisará una segunda cirugía. Los fumadores deben dejar de fumar unas semanas antes de la cirugía y deben ser advertidos de que el tabaco aumenta la posibilidad de complicaciones y retrasa la cicatrización. Se puede reducir el riesgo de que surjan complicaciones siguiendo cuidadosamente las instrucciones que le dé su cirujano plástico antes y después de la cirugía, es especial aquellas que se refieren a cuándo reanudar la actividad física.

 

 
Imprimir
Ginecomastia es un termino medico que viene de la palabra griega usada para definir "mamas similares a las de la mujer". Aunque nos es frecuente oír hablar de este problema, actualmente es bastante común. Se estima que la ginecomastia afecta a un 40-60 % de los hombres. Y puede afectar a una sola mama o a las dos. Aunque ciertas drogas o medicamentos y algunos problemas médicos pueden estar unidos al sobredesarrollo de la mama masculina, En la gran mayoría de los casos no hay causa conocida. Para hombres preocupados por su apariencia, la reducción de la mama puede ser de utilidad. El procedimiento quita grasa y tejido glandular de las mamas, y en casos extremos también extirpa piel sobrante, dando lugar a un tórax plano, firme, y bien contorneado.

Si esta considerando la cirugía de la ginecomastia, este texto le dará un conocimiento básico del procedimiento -- cuando puede ayudarle, como se realiza, y que resultados puede esperar. No puede contestar a todas sus dudas, ya que muchas de ellas dependen de sus circunstancias individuales. Por favor pregúntenos si hay algo sobre el procedimiento que no comprenda. 

El mejor candidato para la corrección de la ginecomastia

La cirugía para la corrección de la ginecomastia puede realizarse en hombres sanos, emocionalmente estables, de cualquier edad. El mejor resultado se obtiene cuando la piel es elástica y firme y se adapta al nuevo contorno corporal.

Puede desaconsejarse la cirugía en hombres obesos o con sobrepeso que no hayan intentado primero corregir el problema con ejercicio o pérdida de peso. Tampoco son considerados buenos candidatos, individuos que tomen alcohol en exceso o fumen derivados del hachís. Estas drogas junto con los esteroides anabolizantes pueden causar ginecomastia. Por lo tanto, estos pacientes deben cambiar de hábitos previamente para ver si la plenitud de su mama disminuye, antes de considerar la cirugía.

Cuando se realiza la cirugía de reducción mamaria por un cirujano plástico cualificado, las complicaciones son infrecuentes y generalmente menores. De cualquier manera como en cualquier cirugía, siempre hay ciertos riesgos. Estos incluyen infección, lesiones cutáneas, sangrado excesivo, y aparición de seromas. El procedimiento puede provocar cicatrices visibles, cambios de pigmento en el área de la mama, o mamas y pezones ligeramente asimétricos. Si la asimetría es evidente, puede ser necesario un segundo tiempo para retirar tejido adicional.

Los efectos secundarios temporales de la reducción mamaria incluyen disminución de la sensibilidad cutánea en la mama, que puede tardar hasta un año en recuperarse.

 

Planificación de la cirugía

La primera consulta es muy importante. Le haremos una historia medica completa, examinando sus mamas y buscando las posibles causas de ginecomastia, tales como función hepática alterada, uso de medicación que contenga estrógenos, o uso de esteroides anabolizantes. Si se sospecha un problema medico como causa, le referiremos al especialista apropiado. 

En casos extremos podemos recomendarle una mamografía. Esta no solo descartara la pequeña posibilidad del cáncer de mama, sino que revelara la composición de la mama. Una vez que conozcamos cuanta grasa y cuanto tejido glandular contiene la mama, podremos elegir la técnica quirúrgica adecuada.

No tema hacernos las preguntas que desee en la primera consulta - incluyendo aquellas relacionadas con cualquier aspecto del diagnostico o tratamiento o incluso los costes que acarrea el procedimiento-.

Preparándose para la cirugía

Le darán instrucciones especificas acerca de como prepararse, incluyendo aspectos como tiempo de ayuno y actitud a seguir con la medicación que tome o que necesite.

Los fumadores deben dejar de fumar durante un mínimo de una o dos semanas previas a la cirugía y durante la recuperación. Fumar disminuye la circulación e interfiere con la cicatrización. Para el éxito del tratamiento es esencial seguir nuestras instrucciones.

Donde se realiza la cirugía

La cirugía para la ginecomastia se realiza generalmente como paciente ambulatorio, pero en casos extremos, o en aquellos con condicionantes médicos o sociales especiales, con una estancia de un día en el hospital. La cirugía suele durar sobre una hora y media. Sin embargo en casos especiales puede durar más.

Tipo de anestesia 

la corrección de las mamas aumentadas en hombres puede realizarse bajo anestesia general, o en algunos casos bajo anestesia local y sedación. Estará despierto, relajado y sin sentir dolor. Las correcciones mas extensas pueden requerir anestesia general, lo que permite al paciente dormir durante toda la operación. Discutiremos con usted que opción es la mas recomendable en su caso, y porque.

La cirugía

Tratamiento de la ginecomastia mediante liposucción.

TRATAMIENTO DE LA GINECOMASTIA MEDIANTE LIPOSUCCIÓN.

Si el exceso glandular es la causa primaria del aumento mamario, este debe ser retirado con bisturí. Este procedimiento puede ser realizado solo o con liposucción. En un tratamiento normal, la incisión se hace en una zona poco visible - en el reborde de la areola -. Trabajando a través de esta incisión se quita el exceso de tejido glandular, la grasa y la piel sobrante. En casos más severos la remoción del exceso de tejido puede conllevar incisiones y cicatrices más amplias, pero no es corriente. Si se usa la liposucción para retirar el exceso de grasa, la cánula habitualmente se inserta a través de las incisiones existentes.

 

Si la ginecomastia consiste fundamentalmente en un exceso de tejido graso, utilizamos la liposucción para retirarlo. Se hace una pequeña incisión - de menos de 1 cm.-- en áreas no visibles, y con la ayuda de una cánula hueca unida a una bomba de vacío, se rompe la grasa y se aspira. Puede sentir una vibración o fricción durante el procedimiento, pero no dolor. 

Resección cutánea en la ginecomastia severa.

RESECCIÓN CUTÁNEA EN LA GINECOMASTIA SEVERA.

Resección cutánea en la ginecomastia severa.

RESECCIÓN CUTÁNEA EN LA GINECOMASTIA SEVERA.

En casos extremos, cuando se quitan grandes cantidades de grasa, la piel puede no ajustar bien con el nuevo contorno corporal. En estos casos, el exceso de piel puede tener que ser extirpado para permitir a la piel restante reajustarse correctamente al nuevo contorno mamario.

Algunas veces se deja un pequeño tubo de drenaje para eliminar el exceso de secreción de la herida. Posteriormente se venda el tórax para que la piel se adapte correctamente.

 

 

Resección cutánea en la ginecomastia severa.

RESECCIÓN CUTÁNEA EN LA GINECOMASTIA SEVERA.

Resección cutánea en la ginecomastia severa.

RESECCIÓN CUTÁNEA EN LA GINECOMASTIA SEVERA.

Después de la cirugía

Tanto si la escisión ha sido con bisturí o con liposucción, sentirá algunas molestias unos días tras la cirugía. Sin embargo las molestias pueden ser controladas con medicación. En cualquier caso debe ser acompañado por un adulto responsable durante un día o dos, que le pueda ayudar en lo que necesite. 

Estará hinchado algún tiempo - de hecho, puede preguntarse al principio si el tratamiento ha sido efectivo -. Para ayudar a reducir la inflamación llevara una prenda elástica durante algún tiempo. Aunque la mayor parte de la inflamación desaparecerá en unas pocas semanas, puede tardar tres meses o más, hasta que el resultado final de la cirugía sea aparente.

Mientras tanto, es importante volver a la normalidad. Debe recuperarse progresivamente y volver a su actividad habitual cuando se sienta bien - que podría ser en uno a dos días tras la cirugía-. Si hay suturas, estas se retiran en una o dos semanas tras el procedimiento.

Le aconsejaremos que limite su actividad física al principio, evitando ejercicios pesados durante tres semanas. En general, estará aproximadamente un mes, antes de que pueda volver a su actividad física normal.

Debe evitar la exposición de la cicatrices al sol al menos durante seis meses. La luz del sol puede provocar cambios permanentes de pigmentación en la piel, provocando el oscurecimiento de las cicatrices. Si la exposición al sol es imperativa, use protectores solares.

 

Los resultados del procedimiento son significativos y permanentes. Si sus expectativas son realistas, los cambios serán buenos y estará satisfecho con su nuevo aspecto. 
 

 


Las mujeres pueden someterse a una liposucción en la región de la papada, en las caderas, los muslos, el abdomen, debajo de los brazos y alrededor de la mama.

LAS MUJERES PUEDEN SOMETERSE A UNA LIPOSUCCIÓN EN LA REGIÓN DE LA PAPADA, EN LAS CADERAS, LOS MUSLOS, EL ABDOMEN, DEBAJO DE LOS BRAZOS Y ALREDEDOR DE LA MAMA.

Resultado tras la liposucción.

RESULTADO TRAS LA LIPOSUCCIÓN.

¿Qué es la liposucción?

La liposucción, también conocida como lipoescultura, es una técnica quirúrgica empleada para eliminar depósitos de grasa de determinadas zonas del cuerpo, incluyendo las mejillas y el cuello, los brazos y las mamas, el abdomen, las nalgas, las caderas y los muslos, y las rodillas y los tobillos. La liposucción no es un sustituto a la pérdida de peso, sino un método para retirar acúmulos localizados de grasa que no responden ni a la dieta ni al ejercicio. Si usted esta considerando la posibilidad de someterse a una liposucción, obtendrá información básica acerca de la cirugía, cuándo está indicada, cómo se realiza y qué resultados se pueden esperar. Sin embargo, es imposible que todas sus preguntas queden contestadas, puesto que en gran parte dependen de factores personales y de las preferencias del cirujano plástico. 

¿Quién es candidato a realizarse una liposucción?

Los candidatos ideales para someterse a una liposucción son aquellas personas que poseen un peso relativamente normal pero que tienen acúmulos de grasa en áreas localizadas. Si usted posee un estado general de salud bueno, tiene una estabilidad psicológica, y es realista en sus expectativas, será un buen candidato. Lo más importante para obtener un contorno final óptimo es poseer un piel firme y elástica (la piel que "cuelga" no se redistribuirá sobre el nuevo contorno corporal y podría requerir algún procedimiento quirúrgico adicional para eliminar el exceso de piel). La liposucción no está recomendada si se ha tenido una cirugía reciente en la zona a tratar, si se tiene mala circulación en esa zona o si se padecen problemas cardiacos o respiratorios. Es importante saber también que la liposucción no mejora la celulitis. La liposucción mejorará su apariencia y la confianza en uno mismo, pero no conseguirá que nos parezcamos a otra persona o que nos traten de manera diferente. Antes de decidir si se va a realizar una liposucción piense qué quiere conseguir y discútalo con su cirujano plástico.

 

 

En los hombres, las áreas que más frecuentemente son tratados son, la papada y alrededor de las caderas. La liposucción también puede emplearse en los hombres para reducir el pecho aumentado, condición conocida como ginecomastia.

EN LOS HOMBRES, LAS ÁREAS QUE MÁS FRECUENTEMENTE SON TRATADOS SON, LA PAPADA Y ALREDEDOR DE LAS CADERAS. LA LIPOSUCCIÓN TAMBIÉN PUEDE EMPLEARSE EN LOS HOMBRES PARA REDUCIR EL PECHO AUMENTADO, CONDICIÓN CONOCIDA COMO GINECOMASTIA.

Resultado tras la liposucción de las áreas marcadas.

RESULTADO TRAS LA LIPOSUCCIÓN DE LAS ÁREAS MARCADAS.

Planificando la liposucción

Durante la primera consulta, el cirujano plástico evaluará su estado general, los depósitos de grasa existentes y el tono y firmeza de la piel. Se le explicarán las métodos alternativos para mejorar el contorno corporal, como la abdominoplastia, y se discutirán las opciones o la combinación de procedimientos que sean mejor para usted. Debe exponer sus expectativas de manera sincera y franca, para que el cirujano plástico sea también franco y le muestre las alternativas disponibles para su problema, con los riesgos y limitaciones de cada una de ellas. También se le explicará cuál es el tipo de anestesia que se empleará, la necesidad o no de ingresar en la clínica donde se realice la cirugía y los costes de la intervención. La liposucción con fines estéticos no está incluida dentro del catálogo de prestaciones de la Seguridad Social. No olvide contar si ha tenido alguna pérdida o ganancia de peso importante. Además debe contar si es fumador o toma alguna medicación o vitamina. No dude en preguntar cualquier cuestión que se plantee, especialmente aquellas relacionadas con sus expectativas sobre los resultados

Preparándose para una liposucción

Si va a someterse a una liposucción amplia discuta la posibilidad de realizarse una autotransfusión; si su cirujano plástico lo considera necesario, su propia sangre, extraída con antelación, será empleada para reponer la sangre y fluidos que pierda durante la cirugía. Se le darán instrucciones acerca de cómo prepararse para la cirugía, incluyendo normas sobre toma de alimentos y líquidos, tabaco o toma o supresión de medicamentos, vitaminas y suplementos de hierro. Si padece un resfriado o una infección de cualquier tipo, sobre todo si es de piel, la cirugía puede posponerse. Asegúrese, además, de que algún familiar o acompañante pueda llevarle a casa cuando se le dé el alta y que, en caso necesario, puedan ayudarle un par de días. 


Los pacientes sanos, sin sobrepeso, con excesos localizados de grasa y piel elástica, son los mejores candidatos para una liposucción.

LOS PACIENTES SANOS, SIN SOBREPESO, CON EXCESOS LOCALIZADOS DE GRASA Y PIEL ELÁSTICA, SON LOS MEJORES CANDIDATOS PARA UNA LIPOSUCCIÓN.

Los pacientes con acúmulos localizados de grasa, por ej. en las caderas, nalgas y muslos, son buenos candidatos para una liposucción.

LOS PACIENTES CON ACÚMULOS LOCALIZADOS DE GRASA, POR EJ. EN LAS CADERAS, NALGAS Y MUSLOS, SON BUENOS CANDIDATOS PARA UNA LIPOSUCCIÓN.

¿Dónde se realiza una liposucción?

La liposucción se realiza en quirófano, dentro de una clínica u hospital. La liposucción no debe realizarse en consultas o habitaciones puesto que no disponen de las condiciones de asepsia y equipación mínimas. Muchas veces se realiza en régimen ambulante, sin que sea necesario el ingreso. En liposucciones muy extensas puede ser necesario un ingreso de 2 ó 3 días.

Anestesia

Si el procedimiento no va a ser muy extenso, es decir, si la cantidad de grasa que se va a eliminar no excede la cantidad que su cirujano plástico considere dependiendo de su salud, tamaño corporal y cirugía, se podrá con anestesia local más sedación. En algunos casos se puede emplear anestesia epidural, la misma que se emplea para algunos partos. Si su cirujano plástico tiene previsto hacer liposucción de grandes zonas o tratar varias áreas distintas, se prefiere emplear anestesia general. 

Técnica quirúrgica

Una liposucción suele durar entre 1 y 2 horas, pero el tiempo es variable (desde 30 minutos a varias horas) dependiendo del área y la cantidad. Inicialmente, se realiza una pequeña incisión, suficiente como para poder introducir un tubo hueco denominado cánula de liposucción. El otro extremo de esta cánula se une a una máquina que produce vacío o a una jeringa especial. El cirujano mueve la cánula entre los depósitos grasos situados bajo la piel, rompiendo la grasa y succionándola. A veces es necesario realizar incisiones adicionales para eliminar todos los depósitos de grasa. Si el procedimiento se realiza bajo anestesia local, puede sentir alguna vibración o fricción. Durante la liposucción, junto a la grasa se pierde líquido, siendo crucial reponerlo para evitar que se produzca un "shock". Se le administrarán fluidos por vía intravenosa e incluso, si es necesario, una transfusión de sangre (normalmente autotransfusión).

 


 

El cirujano introduce cánulas huecas a través de pequeñas incisiones en la piel.

EL CIRUJANO INTRODUCE CÁNULAS HUECAS A TRAVÉS DE PEQUEÑAS INCISIONES EN LA PIEL.

Llevar una prenda ajustada después de la cirugía ayuda a disminuir la inflamación. Los resultados se hacen aparentes tras 6 semanas, cuando la mayoría de la inflamación ha desaparecido.

LLEVAR UNA PRENDA AJUSTADA DESPUÉS DE LA CIRUGÍA AYUDA A DISMINUIR LA INFLAMACIÓN. LOS RESULTADOS SE HACEN APARENTES TRAS 6 SEMANAS, CUANDO LA MAYORÍA DE LA INFLAMACIÓN HA DESAPARECIDO.

Después de la liposucción

Tras la cirugía se pueden colocar tubos de drenaje bajo la piel durante 2 ó 3 días para disminuir la posibilidad de que se acumulen fluidos. Se colocará una faja, medias o vendaje elástico sobre la zona tratada para controlar el hinchazón y el sangrado y para ayudar a la piel a adaptarse al nuevo contorno. Suele ser necesario llevarlo durante 2 ó 3 semanas, y luego sólo durante el día durante unas semanas más, dependiendo de las instrucciones de su cirujano plástico. También pueden administrarse antibióticos para prevenir la infección. No espere tener un aspecto óptimo justo después de la cirugía; además se encontrará más pesada debido a el exceso de fluidos que se administran. Las áreas liposuccionadas estarán hinchadas y con hematomas y se puede tener una sensación de quemazón. El dolor puede aliviarse con la medicación prescrita por su cirujano plástico. Puede perder sensibilidad en la zona tratada; no se preocupe, retornará. No es infrecuente sentirse algo deprimido en los primeros días o semanas tras la cirugía; sepa que es algo normal y que cederá a medida que vaya viéndose mejor. 

La curación es un proceso gradual. Su cirujano plástico le indicará que comience a caminar tan pronto como le sea posible (para prevenir la formación de trombos venosos en las piernas), pero no realice actividades intensas durante 2 a 4 semanas. Los puntos serán retirados entre los 5 y 10 días, y podrá volver a trabajar en 2 ó 3 días, o como mucho, tras 2 semanas desde la intervención, dependiendo de la extensión de la liposucción y de las recomendaciones de su cirujano. El hinchazón y los hematomas desaparecerán en el primer o segundo mes tras la liposucción; sin embargo, una mínima inflamación puede mantenerse durante 6 o más meses. 

 

¿Existen riesgos? ¿Hay garantías?

La liposucción es una técnica segura, siempre y cuando se seleccione bien al paciente, el quirófano esté bien equipado y sea realizada por un cirujano plástico cualificado. Sin embargo, en algunos casos se pueden producir complicaciones, sobre todo cuando se extraen cantidades altas de grasa en una sola vez. Otra complicación infrecuente, aunque posible, es la acumulación de líquido (que debe ser drenado) y la lesión de la piel. Aunque las complicaciones serias son muy raras, la infección y la pérdida excesiva de líquidos pueden provocar una situación grave. Se pueden reducir los riesgos escogiendo a un cirujano plástico cualificado, que realice esta técnica en una clínica autorizada y siguiendo detenidamente sus instrucciones. Las cicatrices de la liposucción son mínimas y situadas estratégicamente para que queden escondidas, incluso cuando llevamos bikini. Sin embargo, pueden presentarse algunos problemas estéticos, independientemente de la experiencia del cirujano plástico, como pueden ser las ondulaciones sobre la piel tratada, cambios de pigmentación que pueden ser permanentes si nos exponemos al sol. En algunos casos pueden producirse asimetrías que exijan una segunda intervención.

 

Cirugía de los párpados
Correo electrónico Imprimir
La cirugía de los párpados, técnicamente conocida como blefaroplastia, es un procedimiento para extraer la grasa y el exceso de piel y músculo de los párpados superiores e inferiores. La blefaroplastia puede corregir la caída de los párpados superiores y las bolsas de los inferiores, características que hacen que parezcamos mayores y más cansados de lo que somos y que, en algunos casos, pueden interferir con la visión. Sin embargo, la blefaroplastia no elimina las "patas de gallo" u otras arrugas ni la caída de las cejas. Puede realizarse de manera aislada o junto a otras cirugías estéticas de la cara, como el lifting cervicofacial o el lifting frontal.
Si usted esta considerando la posibilidad de someterse a una blefaroplastia, obtendrá información básica acerca de la cirugía, cuándo está indicada, cómo se realiza y qué resultados se pueden esperar. Sin embargo, es imposible que todas sus preguntas queden contestadas, puesto que en gran parte dependen de factores personales y de las preferencias del cirujano plástico. Si no entiende algo, consulte a su cirujano plástico.

¿Quién es el candidato ideal para someterse a una blefaroplastia?

Los candidatos ideales para someterse a una blefaroplastia son aquellas personas que buscan una mejoría, y no una perfección absoluta, en su apariencia. Si usted posee un estado general de salud bueno, tiene una estabilidad psicológica, y es realista en sus expectativas, será un buen candidato. Generalmente los pacientes tienen 35 años ó más, pero en algunos casos con tendencia familiar a tener bolsas, los pacientes son más jóvenes. La blefaroplastia mejorará su apariencia y la confianza en uno mismo, pero no conseguirá que nos parezcamos a otra persona o que nos traten de manera diferente. Antes de decidir si se va a realizar una blefaroplastia piense qué quiere conseguir y discútalo con su cirujano plástico.

Existen algunas condiciones médicas que pueden hacer que existan más riegos al realizarse una blefaroplastia, como son los problemas de tiroides, la falta de lágrimas suficientes, la presión arterial alta, las enfermedades cardiovasculares y la diabetes. El glaucoma y el desprendimiento de retina también pueden suponer un riesgo; en determinados casos, puede ser necesaria una revisión oftalmológica previa a la blefaroplastia.
Cirugía estética de los párpados: aspecto preoperatorio.
CIRUGÍA ESTÉTICA DE LOS PÁRPADOS: ASPECTO PREOPERATORIO.

Planificando la cirugía

La buena comunicación entre usted y su cirujano plástico es esencial. En la primera consulta se evaluará la visión y la producción de lágrimas, así como su estado general de salud. Debe informar a su cirujano si toma alguna medicación, si fuma y si tiene alergia a algún medicamento. También debe decir si lleva gafas o lentillas y aportar, si es posible, su último examen oftalmológico. Se discutirá la posibilidad de operar los cuatro párpados, los inferiores o los superiores y si es preciso asociar algún otro procedimiento. Se le explicarán las técnicas y el tipo de anestesia que se emplearán, dónde se realizará la cirugía, los riesgos y el coste de la intervención. El catálogo de prestaciones de la Seguridad Social no incluye la blefaroplastia estética. No dude en preguntar a su cirujano todas las cuestiones que tenga, sobre todo aquellas relacionadas con sus expectativas y los resultados.

Su cirujano plástico le proporcionará instrucciones específicas acerca de cómo prepararse para la cirugía, incluyendo normas sobre toma de alimentos y líquidos, tabaco o toma o supresión de medicamentos y vitaminas y lavado de la cara. Es importante dejar de fumar al menos una o dos semanas antes de la cirugía. Un cumplimiento cuidadoso hará que la cirugía sea realizada en mejores condiciones. Asegúrese, además, de que algún familiar o acompañante pueda llevarle a casa cuando se le dé el alta y que, en caso necesario, puedan ayudarle unos días.

La cirugía

Párpados superiores: aspecto preoperatorio.
PÁRPADOS SUPERIORES: ASPECTO PREOPERATORIO.

El exceso de grasa, así como el exceso de piel, serán eliminados durante la cirugía.
EL EXCESO DE GRASA, ASÍ COMO EL EXCESO DE PIEL, SERÁN ELIMINADOS DURANTE LA CIRUGÍA.

La blefaroplastia se realiza en quirófano, dentro de una clínica u hospital. Normalmente, no es necesario permanecer en la clínica más que unas horas tras la cirugía.

Suele realizarse bajo anestesia local más sedación, o menos frecuentemente, bajo anestesia general, dependiendo de las preferencias de su cirujano. Si se realiza con anestesia local más sedación, el paciente se siente relajado y los párpados están insensibles al dolor; con anestesia general el paciente está dormido durante la operación.

La intervención suele durar entre una y 3 horas, o más cuando se asocia a otras intervenciones. Si se van a realizar los cuatro párpados, generalmente se empieza por los superiores. La mayoría de las veces las incisiones se colocan en las líneas naturales de los párpados superiores y justo debajo de las pestañas en los inferiores; en algunos casos pueden extenderse hacia las patas de gallo. A través de estas incisiones se separa la piel de la grasa y músculo subyacentes, extirpando el exceso de grasa y, en ocasiones, el exceso de piel y músculo. Las incisiones se cierran con suturas muy finas.

Resultado tras una blefaroplastia superior.
RESULTADO TRAS UNA BLEFAROPLASTIA SUPERIOR.

En otros casos, en pacientes jóvenes en los que sólo hay exceso de grasa, se puede realizar una blefaroplastia transconjuntival de los párpados inferiores; la incisión se coloca en el interior del párpado inferior no dejando cicatriz visible.

 

 

La vuelta a la normalidad

Tras la cirugía, se le aplicará una pomada en los ojos para lubrificarlos, y en algunos casos, un vendaje suave. Puede tener molestias sobre los párpados; si las hubiese, se alivian fácilmente con la medicación prescrita por su cirujano (si presentase dolor severo o persistente debe comunicárselo a su cirujano). Deberá mantener la cabeza elevada durante unos días después de la cirugía y aplicarse compresas frías, para disminuir la inflamación y los hematomas. Se le enseñará como lavarse los ojos y se le indicará si debe aplicarse colirios oftálmicos para mantener los ojos hidratados. Durante las primeras semanas puede notar lagrimeo excesivo, hipersensibilidad a la luz y cambios temporales en la agudeza visual, como visión borrosa o doble. Durante las dos primeras semanas su cirujano plástico seguirá con detalle su evolución. Los puntos se retiran entre los 2 días y la semana. El edema y los hematomas disminuirán gradualmente hasta desaparecer por completo, y comenzará a verse y sentirse mucho mejor.

La mayoría de los pacientes que se someten a una blefaroplastia comienzan a leer o a ver la televisión en 2 ó 3 días. Sin embargo, no podrá ponerse lentillas, si las lleva, hasta las 2 semanas, y aún así podrá sentirse incómodo durante un tiempo. Se suele volver al trabajo o una semana o 10 días; por entonces, podrá aplicarse maquillaje para disimular los hematomas. Puede ser preciso llevar gafas de sol durante unas semanas y aplicarse filtro solar en los párpados. Debe mantener un reposo relativo durante 3 a 5 días y evitar actividades fuertes 3 semanas.


Incisiones en la blefaroplastia de párpados inferiores.
INCISIONES EN LA BLEFAROPLASTIA DE PÁRPADOS INFERIORES.

Resultado tras una blefaroplastia de párpados inferiores.
RESULTADO TRAS UNA BLEFAROPLASTIA DE PÁRPADOS INFERIORES.

¿Existen riesgos? ¿Hay garantías?

Cuando este procedimiento es realizado por un cirujano plástico cualificado las complicaciones son infrecuentes y de poca importancia. Sin embargo, siempre existen posibilidades de complicaciones, como la infección o las reacciones anestésicas. Se pueden minimizar los riesgos siguiendo de manera cuidadosa las instrucciones de su cirujano plástico, tanto antes como después de la cirugía. Las complicaciones menores que pueden aparecer tras una blefaroplastia incluyen la visión doble o borrosa durante unos días, edema temporal de los párpados y asimetrías leves en la cicatrización. Tras la cirugía puede aparecer dificultad para cerrar completamente los párpados durante el sueño; solo en raros casos esta complicación será permanente. Otra complicación infrecuente es el ectropion, que puede precisar corrección quirúrgica.

Los resultados

Las cicatrices pueden tener un aspecto rosado durante los primeros meses. Progresivamente irán desapareciendo hasta convertirse en un línea clara casi invisible. Los resultados de la blefaroplastia, un aspecto más joven y despierto, se mantienen años; en muchos casos, los resultados son permanentes.

Cirugía de los párpados: resumen

La blefaroplastia estética es la operación destinada a corregir las señales que en los párpados manifiesta el envejecimiento facial: descolgamiento de la piel de los párpados superiores y "bolsas" en los párpados inferiores y en la porción interna de los superiores.

Aspecto postoperatorio tras una blefaroplastia completa.
ASPECTO POSTOPERATORIO TRAS UNA BLEFAROPLASTIA COMPLETA.

La intervención se realiza como un procedimiento aislado o como parte de otra operación, en general un estiramiento facial (lifting). Dependiendo de esto, la intervención se realizará con anestesia local o general.

Se inicia la operación realizando unas incisiones en la piel de los párpados para liberar y extirpar el exceso de piel y músculo orbicular. Seguidamente, se extirpa la grasa en la cantidad adecuada para eliminar las bolsas palpebrales. Por último, se sutura la piel.

Tras la intervención, que suele durar una hora y media aproximadamente, se aplica una pomada oftálmica y unos apósitos con suero fisiológico muy frío con el fin de reducir las molestias y la inflamación. Sin embargo, es normal que durante la primera semana persistan la hinchazón y los cardenales de los párpados. La mayor parte de los pacientes podrán incorporarse a su vida normal en unos 10-12 días.
Al principio las cicatrices pueden ser visibles, como finas líneas enrojecidas situadas en el pliegue del párpado superior y por debajo de las pestañas en el párpado inferior, extendiéndose unos milímetros hacia la sien en una de la arrugas de las "patas de gallo".

A veces, tras la blefaroplastia, se presenta cierta dificultad a la acomodación de la vista, que desaparece a las 2-3 semanas de la intervención. También puede aparecer una conjuntivitis y hematoma subconjuntival que ceden rápidamente con el tratamiento adecuado. En los primeros días puede suceder que durante el sueño no se cierren completamente los párpados; esto es normal, y cuando el músculo orbicular recupere su tono (eventualmente ayudado por ejercicios adecuados) se corregirá.
El resultado de la operación es muy favorable y duradero y, en general, las bolsas de los párpados no suelen reaparecer.

 

DR MARTIN REVUELTA

DR MARTIN REVUELTA

DR MARTIN REVUELTA

DR MARTIN REVUELTA

DR MARTIN REVUELTA

DR MARTIN REVUELTA

DR MARTIN REVUELTA

DR MARTIN REVUELTA

PARÁLISIS FACIAL

DR MARTIN REVUELTA

PIDA INFORMACIÓN

foxyform
DR MARTIN REVUELTA

CLINICA LASALUD

DR MARTIN REVUELTA

#Pideuncirujanoplastico

DR MARTIN REVUELTA

DR MARTIN REVUELTA CIRUJANO PLÁSTICO

CIRUJANO PLASTICO CADIZ DR MARTIN REVUELTA
DR MARTIN REVUELTA

Dermaláser XXI

DR MARTIN REVUELTA

TRADUCTOR / TRANSLATE / ÜBERSETZER / TRADUCTEUR